Páginas vistas en total

martes, 29 de octubre de 2013

Lo que el viento se llevó

El cambio de hora no ha sido lo único destacable de la semana: en el norte de Alemania ha habido un huracán de agárrate y no te menees. Al parecer, el huracán Christian ha dejado una quincena de muertos y varios heridos en el norte de Reino Unido, Holanda, Francia y Alemania. La verdad es que ayer fue un caos; el metro no iba, los autobuses no llegaban, y todo el mundo estaba paralizado y aglomerado en las estaciones (sobre todo en las paradas más concurridas). Además, lógicamente, del viento fuerte que hacía y de que se iban cayendo ramas enormes de los árboles. Mi compañera se negó a ir andando por miedo a que le cayera una rama encima y fuera "una cara-rajada". Lo más curioso es que los alemanes, en estas situaciones, tampoco conocen eso de "dejen salir antes de entrar", y se empeñan en meterse en el metro en plan estampida sin dejar salir a los que hay dentro. Total, un caos. Si es que en algunas cosas ya nos parecemos, ya...

1 comentario:

  1. Estos alemanes van de eficientes pero se les ve el plumero.

    ¿Me puedes explicar qué quiere decir tu compañera con "cara-rajada"?

    ResponderEliminar

Comenta, comenta, que yo te vea...