Páginas vistas en total

miércoles, 2 de octubre de 2013

¿Por qué?

A veces me pregunto el por qué de las cosas diferentes que veo entre España y Alemania. Algunas tienen una explicación lógica (si no, no serían alemanes) pero otras son para mí un misterio todavía sin resolver, y de hecho me pregunto en qué pensaba el primer lumbreras que lo hizo así en su día, y en qué piensan los demás hoy en día, que lo siguen haciendo aun sabiendo que en otros lugares es diferente y más práctico. Aquí van algunos ejemplos:


1- ¿Por qué no hay cortinas ni persianas? Vale, en estos países hay muchas menos horas de sol/luz del día que en España, pero leñe, que mi strip-tease nocturno a los vecinos se está convirtiendo ya en algo oficial, voy a tener que cobrar. Además de lo que supone despertarse cada mañana prontísimo, sobre todo en verano, que aquí en el norte se hace de día sobre las 4:30am.

2- ¿Qué pasa con los números de los pisos y el cartero? Una amiga me dijo hace poco que qué bien que pusieran el nombre en la puerta, y no el piso, porque así puedes enviarle una carta a alguien y si no recuerdas el piso, con que te sepas el nombre basta. Pero ahora me ha dado por pensar: ¿cuántas vueltas da el cartero para entregar un paquete? Porque en la puerta solo pone el nombre (y no siempre), y como tenga que subir a pata 4 pisos y llamar a las 4 puertas de cada rellano, se puede echar el día. El otro día recibí el router (sigo sin Internet...) y me dejaron un papelito en el buzón un viernes diciendo que no estaba en casa, y que mi paquete lo tenía una vecina. Ahora, ¿qué vecina? Al final el domingo se presentó en mi casa la de arriba con el paquete. Y por último: ¿qué es eso de colgar el papelito de "pasa por correos a recoger tu paquete" en la puerta del edificio, por la parte exterior? Que puede pasar alguien por ahí y arrancar el papel y te quedas sin saber que hay una carta para ti en Correos. No sé, no entiendo cómo va esto.

3- ¿Por qué no hay fregonas como Dios manda? Y hablo de mochos de los de toda la vida, y no la birria esta que consiste en un palo con un trapo de cocina cogido con pinzas en un extremo. De verdad que no lo entiendo.

4- ¿Dónde están los ascensores? Creo que son un mito y no existen, son los padres. Suerte que vivo en una planta baja... lo que me lleva a:

5- ¿Dónde queda mi seguridad en la planta baja? Mis ventanas dan a la calle tal cual, no hay ni barrotes ni nada, y yo espero y deseo que a nadie le dé por arrimarse un día y mirar qué hago, o peor todavía, por entrar. Toco madera.

6- ¿Las lavadoras en los pisos son también un mito? Pues se ve que sí. Me queda la opción de ir a una lavandería de esas tipo peli americana, aunque en esos sitios solo pueden pasar dos cosas: o te enamoras, o te disparan. Espero que sea lo primero. Y espero también encontrar una de esas señoras afroamericanas que hacen esos gestos con la cabeza al son de "amén, hermana". De momento solo he visto ucranianas.


Y de momento ya. En próximas entregas, más.



5 comentarios:

  1. Si señora me siento totalmente identificado, sobre todo con lo del mocho de toda la vida y las cortinas, tambien pasa en el sur de alemania.

    Por cierto vives un una ciudad de puta madre, estuve alli 1 semana con mi ex alemana y acabé enamorandome de la ciudad. Es como barna pero con tias más amables hihihihihi

    ResponderEliminar
  2. ¿No hay persianas ni cortinas en Alemania? Cada vez me replanteo más eso de engatusar a un alemán para conseguir la nacionalidad. Y si una persona se encuentra mal y le molesta la luz, ¿qué hace? ¿Sufre?

    Lo de las puertas sin número me parece lo más arriesgado que he visto en mi vida: "Traemos este paquete (previo pago). ¿Es usted "tal"?" "Ja, ja". Y, hale, el ebook que te has comprado por Internet para el vecino.

    Será que los alemanes son tan cívicos y honrados que no hacen falta estas cosas, pero algún ladrón habrá, ahí, por el medio... vamos, digo yo.

    ResponderEliminar
  3. ¡¿Y qué me dices de las medias cortinas?! Todavía alucino cuando veo que el que pone cortinas realmente no quiere cortinas porque son una birria que no tapa nada y horteras a más no poder.
    Das en el clavo en cada uno de los puntos. Y sí, lo de la fregona es un misterio que todavía nadie ha sabido explicarme porque lo de la mopa esa es un asquito. ¡Que las alemanas terminan escurriéndolo a mano!, que yo las he visto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Bonito blog! Te darás cuenta dentro de un añito que todas esas preguntas tienes respuesta, y bastante obvia.

    1. En verdad la gente sí que tiene cortinas, no es tan exagerado como en Holanda. Aunque muchos pisos de alquiler no las tienen instaladas, todos los vecinos tienen. Dos motivos principales, uno que para 3 meses de Sol que tenemos, a la gente le da pereza hacerlo, el segundo es el sentimiento de no tener nada que ocultar.

    2. Es un engorro, yo para las compras online siempre pongo mi piso/puerta en la dirección de envío. Cuando un vecino tiene el paquete, generalmente DHL pone su nombre en la web, a veces tardan un día en ponerlo. Truco: Muchas veces los timbres están en el mismo orden que los pisos.

    3. Mira en el Bauhaus, tienen fregonas Vileda como las que nos gustan.

    4. Muchos "Altbauwohnung" no tienen, cierto. Sobretodo en las zonas "pobres" de la ciudad, en su época no había dinero para ello. En zonas como Charlotenbourg muchos pisos antiguos sí que tienen, con ascensores del 1920 de madera.

    5. Ese es el mejor de todos, aquí no tenemos la misma delincuencia que en España. Si te fijas, los pisos tienen una mierdallave que a un experto le cuesta un minuto abrir.

    6. Todos mis pisos han tenido lavadora, incluido el hueco para colocarla. De hecho en España he vivido en pisos que tenían lavadora compartida en el sótano. Si algún día tienes que hacer esa inversión, cómprate la secadora también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando vaya a Berlín a ver si veo ascensores de esos de madera, que tiene que hacer gracia verlos! :D

      Eliminar

Comenta, comenta, que yo te vea...