Páginas vistas en total

lunes, 11 de noviembre de 2013

Sensaciones que se repiten

Este post no tiene mucho que ver con la vida en Alemania; es más bien sobre la vida misma. He pasado unos días de vacaciones en España y la verdad es que ha habido cosas que me han quitado un poco el sueño, preocupaciones sobre cosas pendientes aquí, y a mi vuelta me he encontrado con una "sorpresa". Me ha sorprendido muchísimo el frío que hace, el ambiente fresco que se respira, y me he sentido exactamente igual que hace un año. Es una se esas sensaciones extrasensoriales que se tienen, como cuando hueles algo que automáticamente te devuelve a un momento o lugar determinado del pasado. Y eso me ha aliviado de todas mis preocupaciones: hace un año, hacía prácticamente el mismo frío que ahora, se respiraba el mismo ambiente, y tenía preocupaciones parecidas. Sin embargo, en todo este tiempo han cambiado muchas cosas. Hace un año, a estas alturas, no tenía ni la mitad de lo que tengo ahora, no sabía qué me esperaba, no conocía cómo funcionaban las cosas aquí... En definitiva, los problemas de hace un año me parecen ahora agua pasada, quedaron atrás, y he visto que lo que entonces me parecía tan importante o difícil ya pasó, y a día de hoy no significa nada. Eso me anima porque sé que, en un tiempo, miraré atrás y pensaré en lo que ahora tanto me angustia y pensaré "pues menudas preocupaciones tenías, si todos los problemas fueran eso...". Y es que no hay nada que el tiempo no pueda solucionar, el tiempo y la voluntad de cada uno. Y los buenos amigos, los buenos consejos, la buena compañía, ya sea cerca o lejos. Y esta ráfaga de positivismo gracias al frío, a volver a sentir esa sensación tan peculiar que se tiene en el norte de Alemania en estas fechas, con los mercados de navidad a la vuelta de la esquina, la nieve que no tardará en dejarse caer, y vuelta a empezar, vuelve el invierno, y por un momento vuelvo al año pasado. Solo que todo es diferente ahora, pues soy mucho más feliz, y eso no lo debería olvidar con tanta facilidad.

5 comentarios:

  1. Dejavu dejavu! jajaja pasa muchas veces. Me alegra saber que tu mirada atras es positiva. Eso siempre es importante.

    Salu2.

    ResponderEliminar
  2. Siempre pasa lo mismo, a todo inmigrante habido y por haber. Son fases por las que se tienen que pasar, la diferencia es que solo te pasa una vez. Es decir, una vez sueperados los 6 meses o incluso el año critico, miras hacia atrás y dices, Buff menos mal, el problema es que eso solo pasa UNA vez, seguiras teniendo retos y problemas pero ya no mirarás más hacia atrás ni tendrás esa sensación.

    Tendras otras diferentes, maduras como inmigrante y ya no aceptarás muchas cosas que antes aceptadas o simplemente vivías. Ahora querrás estabilidad, quizas un novio alemán? conseguir un trabajo mejor? vete tu a saber, pero sin duda, ya no mirarás hacia atrás diciendo Buff, seguro más adelante me reiré de lo que pasa ahora.

    Que quien te lo dice? el Rey de los inmigrantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supongo que las cosas van cambiando con el tiempo, un día te das cuenta de cómo te puedes haber desviado (ni para bien ni para mal, solo para diferente) de la meta que tenías al principio. Yo sí espero mirar de vez en cuando hacia atrás y apreciar lo que tengo ahora, más que nada para tener algo que te anime en los momentos en los que no sabes qué estás haciendo con tu vida.

      Eliminar
  3. Has conseguido mucho en este tiempo si miras atrás y lo puedes ver de un modo positivo. Yo miro atrás y lo veo bastante neutro. Me hubiera gustado que me pasara como a ti, pero las cosas no han salido como esperábamos.
    Ya verás como con el tiempo lo disfrutas más todavía.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni te preocupes, las cosas se complican a veces pero siempre hay alternativa, ahora volvéis a España y todo irá mucho mejor!!

      Eliminar

Comenta, comenta, que yo te vea...