Páginas vistas en total

jueves, 27 de marzo de 2014

Cosas que suseden en una lavandería

Este es el panorama: mi amiga y yo en la lavandería, un sábado por la tarde, desayunando-comiendo-cenando a las  seis de la tarde una ensalada preparada del LIDL (consecuencias de la resaca). La gente que nos acompaña es la de siempre: algún/a jovencito/a solo/a, alguna pareja del este, y un gordo borracho vestido con mono de trabajo que te toca los botones de la lavadora y te berrea en alemán cómo tienes que hacerlo. Después de la experiencia con este último personaje, aparece una chica con gafas de pasta amarillas y vestida muy como de los 90, bastante parecida a mi madre en las fotos en que yo era peque:


Nos sorprendió bastante, pero teniendo en cuenta lo horterillas que son los alemanes, tampoco le dimos más importancia. Sin embargo, al poco entró una china asiática con un mono azul y un sombrero raro, y seguidamente un joven proyecto de rabino que nos dejó a las dos alucinando con la de gente rarita que se puede ver en una lavandería. Pero claro, nosotras tampoco podíamos rajar mucho, que allí estábamos tiradas como mendigas comiendo lo más barato del súper, con un zumo, una bolsa de patatas, y nuestras bragas centrifugando a tope. El caso es que después del rabino empezó a entrar gente a mansalva, y en lugar de ropa lo que traían eran cámaras... Nos dijo el que imaginamos que dirigía el cotarro que teníamos una hora para comer, que no nos preocupáramos... que podíamos salir de extras. No sé si era cine aficionado, si eran estudiantes grabando su proyecto de clase (estudiantes en edad bastante madura...) o si serían de alguna serie. Igual aquí son ídolos nacionales y yo no me he enterado porque no tengo tele. Tendría que haberles pedido un autógrafo, por si acaso. Si más no, al menos al director/doble de Ewan McGregor con un aire a Russel Crowe. En fin, que nos fuimos de allí con la ropa mojada a cuestas y sin poder poner una secadora por no molestar. Cosas que pasan en una lavandería cuando menos te lo esperas. 


Por desgracia no hay foto del rabino. Una gran pérdida.
Ojo con el Ewan McGregor alemán. 

3 comentarios:

  1. Pero lo más importante aquí es: ¿Salisteis de extras o no?

    ResponderEliminar
  2. Madre mía. Si es que por allí se puede encontrar de todo.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar

Comenta, comenta, que yo te vea...