Páginas vistas en total

jueves, 30 de enero de 2014

De moda en general

Llevo todo el mes de enero buscando unas botas de invierno y no hay manera. O son feas, o no abrigan, o no son mi talla, o son... CARÍSIMAS. ¿Qué le pasa a este país que es tan caro? ¿Cómo puede ser que unos botines (ya ni botas) rebajados valgan 70-90€? Jo, me ha costado la vida pero al final he encontrado lo que buscaba algo pasable que no está del todo mal. Claro que hay tiendas donde encuentras botas o botines por ~30€, pero es que ya he caído en esa trampa y me han durado 3 meses literalmente antes de quedar totalmente destrozadas, hasta el punto de tener que entrar a comprarme ALGO, lo que sea, para ponérmelo de frente, salir de la tienda con lo nuevo puesto y tirar las botas viejas a la basura. Que entre el frío y la nieve se destrozan rápido y a ver quién es la maja que se pasea por ahí con el zapato abierto y el pie congelado. Así que he decidido que se acabó comprar barato, que al final acaba saliendo caro... La verdad que en España siempre me ha dado igual ir con un calzado de mejor o peor calidad, mientras hiciera su función me servía... Pero es que también es verdad que el invierno de allí no es el de aquí.

Como tampoco lo es la moda alemana vs. la española (y no, no hablo de la combinación bolso de alemana + abrigo verde + botas UGG), que es que os prometo que no entiendo qué les hace pensar a estas mozas alemanas que echarse 35 capas de rímel es bonito... Con esos ojos tan azules que tienen, veo bien que quieran resaltar su mirada con un negro que contraste, pero es que ni se hacen la línea del ojo, ni una sombrita, ni un nada, el único maquillaje que usan es el rímel. Y lo peor es que se les quedan unas pestañas feísimas y gordísimas, como llenas de tropezones, que me dan ganas a veces de pasar los dedos por sus pestañas y quitarles toda esa m****a de encima. De verdad que cuando parpadean se les quedan pegadas las pestañas, y el ojo se abre como más lento, es un fenómeno solamente digno de Iker Jiménez. Cada pestaña me recuerda al cepillo ese de limpiar la flauta que nos hacían comprar en el colegio, que tenía un alambre enrollado:


El cepillo de la flauta. Igual no tiene sentido, pero en mi cabeza sí.

De puro milagrito he encontrado una foto en internet, y el resultado es exactamente este:




A todas las españolas viviendo en Alemania: ¿Os habíais fijado antes en esto? ¿Qué os parece? Y lo que es más... a todas las que os estáis alemanizando... ¿Habéis llegado a este extremo? Andaos con ojo que es un fenómeno que se extiende, se contagia... y a la que os deis cuenta, habréis decorado vuestra casa con las semi-corinas cutres alemanas. Para entonces ya será demasiado tarde.

Cortinas alemanas. Súper útiles.





7 comentarios:

  1. JAJAJAJA lo del rimel siempre lo he pensado -para mis adentros-.
    Pero es que hasta mi roomate que segun ella es super hippie y demas, vive con las pestañas full de rimel, y lo peor es cuando se le chorrea todo y bueno... los ojos negros tipo panda. :/

    ResponderEliminar
  2. Es lo peorsito de lo peorsito! No he tenido el placer/horror de ver cómo les chorrea al rímel, pero fijo que no tiene pérdida...!

    ResponderEliminar
  3. Lo que más me asombra es lo de las botas Ugg...con lo que nieva/llueve! No son impermeables, no? Es que ni se me ocurriría ponérmelas! Yo soy de Galicia y allí todo zapato/bota de ante se queda en la estantería de la tienda. Es que no los puedes poner! En rebajas si eres de fuera, encuentras unos chollos!

    ResponderEliminar
  4. A mí lo de las medias cortinas te juro que me mata. Además las ponen en todas partes, incluidas fábricas y tractores y angares de aviones (que las he visto hoy precisamente).
    Lo del rimel creo que es porque se aburren y les da por ahí. En fin.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. ¿Tú estás segura de que la de la foto no las lleva pintadas con el paint?

    Pues ahora en España tampoco es que te lleves ninguna genialidad de botas por 30€ en ningún lado.

    ResponderEliminar
  6. Oye pues yo nunca me he fijado en lo del Rimmel la verdad, pero lo analizaré. De todas formas por el Allgäu profundo no te creas que les da mucho por lo del maquillaje así que me costará encontrar a alguien con Rimmel...tendré que darme un paseo por Munich a ver si veo algún especimen...Lo que sí hay por aquí es lo de las cortinas pero no, por ahí no paso...Saludos!!

    ResponderEliminar
  7. Esas cortinas se llaman (o se parecen mucho) visillos. No me disgustan, aunque los dálmatas me han matado.
    Pero bueno, los alemanes lo de cubrir las ventanas como que no lo trabajan mucho. Un día le vi las campurrianas a la vecina así sin comerlo ni beberlo.

    ResponderEliminar

Comenta, comenta, que yo te vea...